03.23.2010
Los lances con los dentones no se olvidan. Ni los fallidos ni los exitosos. Y es que algo tiene este animal que nos hace enloquecer. Será su mirada, incisiva y desafiante. Será su elegante natación, potente y segura. Será su comportamiento, impredecible y desconfiado, a la vez inteligente e impetuoso.
 
No se olvidan. Cada lance con un dentón es un enfrentamiento emocional completo, como si pudieras hablar con él. Como una partida de ajedrez, moviendo ficha alternativamente hasta que finalmente uno de los dos pierde. Son partidas cortas y frenéticas y lo normal es que acaben en retirada.
 
Algo tiene el dentón que hace que algunos nos olvidemos de casi todo lo demás. Nos dedicamos a su pesca al 100% deseando en cada espera ver aparecer de las tinieblas esos morros blancos llenos de dientes. O esa silueta azul eléctrica, morada, lila, apareciendo y desapareciendo, entrecruzándose entre ellos, susurrándose cosas y poniendo a prueba nuestros nervios, nuestra paciencia y nuestra capacidad.
Hay veces que no quieren jugar, pasan de ti, no te hacen caso… adios, goodbye, arrivederci… pero como entren al juego, ten por seguro que el lance será inolvidable. 
  Seguir leyendo…
03.08.2010

Kibbeling

por Fran

Podría ponerme a enumerar una lista infinita de cosas que echo de menos de Wageningen, pero sin duda alguna, esta lista tendría en su Top Ten el Kibbeling. Ya se que puede parecer poco romántico que un cacho de bacalao tenga ese privilegio “con todo lo que he vivido allí”, pero, ¿qué queréis que os diga? Las cosas, muchas veces, son más simples de lo que parecen, y las personas ni te cuento.

Seguir leyendo…

12.30.2009

Implícita en la mental afirmación que me repetí a mi mismo tres veces en un segundo, iba un análisis pormenorizado de la situación: ¡Pedazo de bicharraco!. Había merecido la pena el madrugón, el largo trayecto en barca contra el mar, la inmensa satisfacción que supone ponerse el traje húmedo y helado bajo una insistente lluvia mañanera solo comparable en comodidad con el incordioso vaivén de la mar de fondo de levante.

El recuerdo del debate interno que unas horas antes mantenía con migo mismo sobre la conveniencia o no de salir a pescar hoy, dadas las condiciones climáticas, me viene a la mente justo ahora, antes de tocar el fondo, como una de las anécdotas que voy a contar en la entrada de mi blog. El fuerte levante que sopló anoche borró casi por completo mis esperanzas de poder salir, y sin embargo esta mañana el mar se ha levantado calmado y ligeramente ondulado. Ante esta imagen y con pensamientos absolutamente impuros, no me he podido resistir ni un poquito. Seguir leyendo…

12.08.2009

charco2Se dice que las primeras olas que tocan la arena de la playa llevan escrito lo que sucederá ese día. Son sólo susurros, murmullos apenas imperceptibles, camuflados en el bullicio del mar. El mar nos habla y nos cuenta cosas, historias, secretos. Pero el ruido de nuestras vidas no nos deja escuchar y entender lo que nos está contando. El ajetreo del día a día, asuntos laborales, familiares, personales, nublan nuestra mente y apagan nuestros sentidos más primitivos. Aquellos que nuestros antepasados empleaban para sobrevivir. Seguir leyendo…

« Pagina anteriorPagina siguiente »